Nuestra Señora de los Remedios

Eleizabarri (Otxandio)

Se le conoce como Eleizabarri (iglesia nueva) por ser la ermita más joven de Otxandio… aunque tiene ya más de 400 años.

Eleizabarri Otxandio
  • Cronología: s. XVIII (1714)
  • Estilo: Barroco
  • Municipio: Otxandio
  • Barrio: Eleizabarri
  • Coordenadas: 43.04412, -2.65364

Asómate al interior

Índice de Ermitas

Advocación

Parece que la devoción por la Virgen de los Remedios había nacido hacia 1200 de la mano de la Orden de la Santísima Trinidad (Trinitarios), pero lo cierto es que sólo mucho más tarde se le empezarían a dedicar templos. La tradición cuenta que la primera capilla bajo su advocación fue la fundada en 1497 en Fregenal de la Sierra (Badajoz). Y también se dice que fue la primera imagen venerada en la Nueva España cuando se conquistó Tenochtitlán, allá por 1519. De hecho, hoy en día es patrona de México D.F. y conocida como la “Gachupina”.

Hay múltiples historias y leyendas alrededor de su culto, y en cualquier caso es una advocación muy extendida por distintos puntos de la península y de las tierras americanas.

Pero en Bizkaia no son demasiados los templos consagrados a ella. Además de éste de Otxandio sólo encontramos otras ermitas en Abadiño, Ondiz (Leioa), Morga y Murueta.

Esta de Otxandio es conocida como Eleizabarri (iglesia nueva), se dice que porque es la última construida en el pueblo.

Advocación Eleizabarri (Otxandio)
Tradiciones Eleizabarri (Otxandio)

Tradiciones y Ritos

Es quizás la más popular de las ermitas de Otxandio, aunque como en tantas otras el culto es hoy muy limitado.

Su festividad se celebra el 8 de septiembre. El culto en la ermita se limita al domingo siguiente a esa fecha, cuando se celebra misa y posterior hamaiketako ofrecido por el vecindario. Antes de la Guerra Civil se hacía también una romería, y desde la parroquia de Otxandio se iba en rogativa hasta la ermita tanto al empezar la novena –período de oración durante nueve días consecutivos– como el día de la fiesta.

También en la conmemoración de la Invención de la Santa Cruz (3 de mayo) y de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre) se oficiaba misa.

Pese a que la Virgen de los Remedios no suele vincularse con la maternidad, en este caso las parturientas acudían a pedirle protección, ofrendando aceite, velas o dinero. De hecho, en la ermita se fundó la Cofradía de la Natividad y los Remedios.

En la ermita se canta una canción que arranca así:

Errukiorra Zu bai zara

erruki zakiguz.

Bizitzan ta eriotzan

Ama gorde gagizuz…

(Vos sois verdaderamente compasiva, tened compasión de nosotros. En la vida y en la muerte, Madre, acogednos…)

Edificio

Según reza una placa que hay dentro del edificio, la ermita fue edificada en 1612 por Domingo de Ercilla y su esposa Lucía de Zabala y reedificada en 1957 por la familia Vicinay . Por su parte Iturriza, que parece que estaba bien informado sobre Otxandio, decía a fines del siglo XVIII que la ermita fue fundada en 1714. Como veremos posiblemente ambas informaciones son correctas.

Se trata de una construcción sencilla, popular.  De planta rectangular que incluye el ábside, levantada con muros de mampostería y con sillería en ángulos y vanos, aunque en la parte superior a los pies es un entramado de madera relleno de mampuesto. Se cubre a tres aguas sobre cerchas de madera.

La zona del presbiterio tiene un tejadillo o zeru (cielo), que, aunque alterado, conserva parte de su decoración de zapatas avolutadas y una línea de cabezas de clavo, motivos que nos llevan a aquel año 1612 en el que pudo construirse la primera ermita.

La luz entra por dos aspilleras abocinadas al sur y por tres ventanas de curioso dintel triangular en la zona de entramado de madera. Hay además otra ventana a los pies, en la parte baja, cerrada con rejas barrocas reaprovechadas.

La zona de entramado estuvo ocupada por un coro, desmontado en la última restauración. Pero por su disposición esta parte podría haber sido un pórtico, y la ermita haber sido un humilladero abierto, similar a los de los Santos Antonios o de San Roque. Posteriormente (¿1714?) esa zona pudo cerrarse y dotarse del coro.

Un edificio como vemos singular, que redondea la magnífica serie de ermitas de Otxandio.

Ajuar

En el presbiterio se sitúa el retablo, sencilla estructura de madera en su color, con graderío y una sola calle, en la que se sitúa la titular. Se cierra con tímpano semicircular, y los adornos se limitan a pilastras estriadas con capiteles jónicos, dentículos y cúmulo de nubes con el Ojo de la Providencia en el tímpano. Todo ello característico del repertorio del neoclasicismo, ya del siglo XIX, aunque la mesa de altar es pieza más moderna que imita esos modelos neoclásicos.

La Virgen titular es una figura en pie con el Niño en su lado izquierdo, ambos de gesto sereno pero paños inquietos que imitan los modelos del barroco, como la peana de traza bulbosa poligonal. Una pieza industrial, pero no por ello de mala calidad. Fue un regalo del dueño de la empresa Vicinay en 1957, en agradecimiento por haberse curado su esposa de una grave dolencia.

Además, conserva varias piezas de metal, de estilo ecléctico (candeleros, atril, cruz de altar, campanilla…) y un confesionario que en origen no pertenecía a la ermita. Por la nave se distribuyen también varios reclinatorios, de factura popular, y un sofá de tres plazas de madera retapizado en rojo, de fines del siglo XIX.

Plaza de La Encarnación 9B
48006 Bilbao
Tel: (34) 944 320 125

Subvencionado por:

Sitio web con la colaboración de: